base-sexgenial
1
Shibari, ataduras al estilo japonés

El Shibari (縛り) es el término japonés para denominar los atamientos tipo bondage, que son realizados como parte de un encuentro sexual. El shibari se diferencia del bondage tradicional en el sentido en que exige que la persona sea inmovilizada, total o parcialmente.

El Shibari se define como la acción de atar a alguien pero el kimbaku es el arte de atar a una persona. Este arte valora aspectos como la estética de la sumisa atada, quien la ata (el dominante) y quien observa la imagen, por lo tanto se contemplan todos los puntos de vista del acto de atar a alguien tal y como lo contempla la filosofía japonesa.

El Shibari fue concebido como una técnica de tortura para los prisioneros en el Japón del siglo XV. Este tipo de prácticas eran ejecutadas por los samuráis, quienes realizaban el procedimiento por etapas: primero el tronco, luego las nalgas y el vientre, y finalmente el cuerpo en su conjunto. En esta época el Shibari debía cumplir tres reglas generales como eran: no causar daños permanentes al prisionero, no dejarlo escapar y la técnica debía ser realizada únicamente por un samurái.

En la actualidad el Internet está plagado de imágenes y vÍdeos del Shibari erótico lo que ha hecho que esta práctica se popularice cada vez más, especialmente el shinju es bastante popular debido a que se realiza con mujeres voluptuosas. El Shibari hace parte del BDSM como una forma o método de atar al sumiso.  Las cuerdas que se deben usar para esta práctica deben tener entre 7 y 8 metros de longitud. Existen 3 prácticas básicas en Shibari como  son:

  • Shinju: bondage de los senos
  • Sakuranbo: bondage de las nalgas.
  • Karada: bondage del cuerpo entero.

Algunas recomendaciones para practicar el Shibari son:

  • Proteger la piel para evitar que la cuerda ocasione quemaduras.
  • Siempre se debe contar con elementos que permitan cortar las cuerdas en caso de emergencia.
  • Evitar lazos apretados alrededor del cuello del sumiso.
  • Verificar mediante preguntas si el sumiso atado se encuentra bien.
  • Determinar las palabras de seguridad que puedan prevenir accidentes o situaciones peligrosas.
  • Este tipo de prácticas no son aptas para personas con problemas de presión, cardíacos o respiratorios.

El Shibari puede acompañarse de otras prácticas BDSM como los juegos de sangre, la cera caliente, las cañas, el spanking o la asfixia erótica, cualquier práctica que haya sido aceptada por ambas partes sumiso y dominante.

SEXGENIAL – revista sobre sexo y club de ventas erótico

0 Comentarios
Nombre Email Web


3 × cuatro =